Carta semanal al inversor – Situación de los mercados

macroeconómico, Carta semanal al inversor – Situación de los mercados

 

Querido partícipe,

Queremos compartir con vosotros nuestra visión sobre la situación actual de los mercados y cuál es el posicionamiento de nuestras carteras.

La progresiva apertura de las distintas economías está poco a poco llevándolas a la normalidad, por lo que deberíamos empezar a ver una cierta mejora en algunos indicadores macroeconómicos. Durante la semana, las encuestas de expectativas económicas (ZEW) han mostrado un fuerte repunte de la confianza de los inversores en Estados Unidos y Europa, reflejando que parece que estemos dejando ya atrás el peor escenario a nivel macroeconómico. Los datos de crecimiento en Alemania para el primer trimestre de 2020 (-2,3%) y las ventas al por menor de Estados Unidos (-16,2% sin autos) han reflejado contracciones de actividad, que se han reflejado también en los índices de precios que han sorprendido a la baja por la caída en los precios de la energía. En Asia, los datos publicados sobre las exportaciones de Corea el Sur para el mes de abril siguen inevitablemente en contracción (debido a que dos tercios del PIB mundial sigue prácticamente cerrado). En China, la puesta en funcionamiento de la economía se refleja en los datos positivos de capacidad instalada y consumo de electricidad.

También cabe destacar el discurso del presidente de la Reserva Federal a principios de semana transmitiendo que todavía tienen capacidad para utilizar estímulos de su lado, y la esperanza de que se consiga una vacuna contra el virus para final de año. Lo más importante de la semana fueron las intenciones de Francia y Alemania de empujar un acuerdo en la Unión Europea para emitir bonos con cargo al presupuesto común por valor de 500.000 millones de euros, de manera que formarían lo que se espera que sea el fondo de reconstrucción europeo para impulsar la recuperación en 2021. Todavía estamos en fase preliminar y habrá que esperar a finales de mes para ver si hay algún avance, con dos bandos claramente diferenciados, periferia contra Austria y Holanda.

En los mercados de renta fija, los distintos anuncios durante la semana de posibles nuevos estímulos por parte del Banco Central Europeo y la Reserva Federal han llevado los diferenciales de crédito a los mínimos de abril. Los bonos de gobierno se han mantenido estables y los diferenciales de crédito de los periféricos se han reducido ante los primeros pasos hacia unos bonos paneuropeos.

En cuanto a los mercados de renta variable, esta semana los índices han continuado cayendo a medida que las expectativas de una recuperación en forma de “V” se van diluyendo y ante el miedo a que haya una segunda oleada de contagios desencadenada por una desescalada precipitada que llevase a unas mayores restricciones de apertura económica, lo que provocaría un coste económico más elevado. El aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y el retraso de la reactivación de la economía estadounidense previsto por la Reserva Federal también han contribuido a enfriar las expectativas de recuperación en el corto plazo.

 

¿Qué estamos haciendo?

  • Posicionamiento defensivo y potencial de revalorización en todas las carteras: Seguimos siendo prudentes y mantenemos las carteras con un posicionamiento y una estrategia muy defensivas. Es decir, con niveles elevados de liquidez, alto potencial de revalorización y nombres solidos y conocidos en cartera.
  • Mantener la calma y estar tranquilos. Los fondos de renta fija siguen teniendo una rentabilidad interna atractiva.

 

¿Cómo están posicionados nuestros fondos?

  • Trea Renta Fija: El fondo mantiene una TIR de 3.15%, mientras la duración incrementa ligeramente y se sitúa en 3 años. Hemos reducido ligeramente el peso en High Yield, dejándolo en 29% con una duración a 2,36 años. En deuda emergentes mantenemos la posición del 13%, con una duración de 3,48 años. La posición de liquidez se mantiene en un 8%.

 

  • Trea Renta Variable España: El Ibex 35 cerró la semana con una caída del -4.54%, debido al mal comportamiento de los sectores más ligados al ciclo económico, como bancos, materias primas, industria y valores relacionados con el turismo. El fondo cayó menos que su índice de referencia, un -3.91% ya que a pesar de la nula exposición a bancos (salvo Liberbank) y al buen comportamiento de algunas eléctricas en cartera (Enagás, EDP Renovales, REE, EDP) y de valores como ACS o Masmóvil que presentaron buenos resultados, no compensaron la caída de los valores industriales (CAF, FCC, Applus, Sacyr, Cie Automotive) y materiales (Altri, Acerinox, Tubacex). Durante esta semana, se ha incrementado el porcentaje en Inditex, EDP, Telefónica y Naturgy. Se ha vendido toda la posición en ACS y se ha reducido el peso en Iberpapel, Amadeus, Indra y ArcelorMittal.

 

  • Trea Renta Variable Europa: No hemos realizado ningún cambio en la cartera durante la semana. Continuamos teniendo la cartera con un sesgo hacia empresas de calidad, buenos negocios, predecibles y con una gran capacidad de continuidad en el largo plazo, y la parte cíclica en empresas con ventajas competitivas. Para evitar el riesgo de omisión en el sector bancario y el sector del crudo, hemos preferido tener exposición a ellos a través de opciones. Para ello hemos comprado calls de BNP Paribas y Total con vencimiento diciembre 2021.

 

¿Qué vamos a hacer?

Durante esta semana se han mantenido las tensiones entre Estados Unidos y China, que unidas a la dilución de las expectativas de una recuperación en “V” y el miedo a una segunda oleada de contagios, han mantenido la alta volatilidad de los mercados. El positivismo durante la semana proviene de los avances hacia una vacuna hacia finales de año, y de las acciones de los bancos centrales que siguen sosteniendo el mercado, dejando entrever que aún tienen capacidad para estimular las economías. No obstante, durante este mes de mayo no se está viendo el comportamiento positivo de los mercados que dejó su predecesor, con rentabilidades positivas en el mercado y con ellas cierto optimismo. Aun así, seguimos manteniendo la calma y el posicionamiento defensivo de las carteras. Estamos tranquilos con la composición actual y confiamos en su potencial de revalorización en el largo plazo. Queremos seguir transmitiendo un mensaje de confianza y de esperanza. Somos prudentes, pero también pensamos que los mercados recuperarán la normalidad, como han demostrado hacerlo a lo largo de la historia. Debemos confiar en la calidad del equipo gestor, en su labor, y en su capacidad para mitigar las caídas y beneficiarse en el futuro de las subidas de mercado.

Visita nuestros fondos

Deja un comentario