Comentario Trea Balanced (Junio)

TREA Balanced FI, (Clase A)
Comentario Mensual – Junio 2020

 

, Comentario Trea Balanced (Junio)

 

Objetivo de Inversión

Tiene como objetivo obtener una rentabilidad superior a la inflación y el control de la volatilidad. Principalmente el fondo invertirá en compañías en el rango BB-BBB. El rating mínimo será de B+. Se podrá invertir en activos sin rating en un porcentaje máximo del 10% de la cartera. No existe predeterminación en cuanto a la distribución de activos por tipo de emisor (público o privado), divisas o países, pero generalmente el fondo tendrá una exposición de alrededor del 10% en divisa no euro.

 

Visión de Mercado

La paulatina apertura de las economías ha seguido arrojando mejoras en las encuestas de actividad. Esta mejora de las expectativas evidencia que se ha puesto un suelo al deterioro macro durante el mes de mayo, pero a la vez reflejan que la mejora de actividad va a ser a ritmos muy desiguales, frente a la contracción que ha sido generalizada, y desde niveles más bajos de lo esperado. Del lado positivo, las manufacturas siguen siendo las que mejor están recuperando y la demanda interna está empezando a recuperar (probablemente por demanda insatisfecha desde hace tres meses), del lado negativo todavía no se ve una mejora del comercio internacional y se sigue destruyendo empleo, especialmente en Europa (la excepción ha sido EE.UU. dónde se ha creado en cuanto se han relajado las medidas de confinamiento).

Durante el mes los bancos centrales han seguido anunciando medidas de estímulos monetarios. Las medidas monetarias siguen orientadas a dotar de liquidez a las economías evitando cierres de capacidad y los bancos centrales han enfatizado que no se van a quitar en los próximos meses. Conforme las economías vayan recuperando la normalidad, los estímulos creemos que van a ir más orientados hacia la demanda, tratando de impulsar la demanda interna en la segunda parte del año por eso todos los organismos internacionales condicionan la recuperación a un aumento de la movilidad no sólo nacional sino global si eso no se produce la recuperación será más lenta de lo esperado.

Los activos de riesgo han seguido la tónica alcista iniciada en el trimestre destacando el buen comportamiento de Europa frente al resto del mundo (un paquete de reconstrucción para 2021 que supondría 10% del PIB de la UE ha sido el detonante). Una mejora en las expectativas macro para los siguientes trimestres ha apoyado por los sectores que se habían quedado atrás en el trimestre (bancos y pequeñas compañías). Durante las próximas semanas los anuncios de nuevos estímulos servirán para poder valorar el ritmo de la recuperación.

 

Análisis de rentabilidad

Mes de junio con buenas rentabilidades tanto en renta fija como en renta variable. A medida que las economías se iban abriendo y volviendo a reactivarse, los mercados financieros iban recuperando, pero especialmente por los anuncios de los Bancos Centrales anunciando diferentes ayudas con tal de inyectar liquidez. Esta inyección de liquidez ha beneficiado especialmente al sector financiero y a sus bonos. Este sector ha sido el mayor contribuidor de rentabilidad en la cartera liderado por la banca española e italiana que probablemente serán dos de los países que más se beneficien de las ayudas del BCE. La cartera de renta variable gran parte de la rentabilidad vino de la mano del buen comportamiento de compañías de calidad del sector industrial y tecnológico, que en algunos casos compramos durante las caídas de marzo y abril. Por la parte negativa, los futuros que manteniamos como medida de cobertura nos han restado rentabilidad debido al buen comportamiento de los índices.

 

Actividad de cartera

Durante el mes de junio disminuyó la TIR de la cartera debido a la revalorización de los precios de los bonos. En renta fija, redujimos ligeramente el riesgo de la cartera. Vendimos bonos High Yield después de haber tenido un buen comportamiento para comprar bonos con grado de inversión que nos ofrecían rentabilidades similares. Aumentamos ligeramente nuestra exposición a deuda subordinada, pero reduciendo el riesgo de la cartera, ya que se trata de bonos de compañías de calidad. Vendimos algunos bonos que han funcionado muy bien después de haberlos comprado en marzo aprovechando la volatilidad de los mercados. En renta variable no hemos realizado grandes cambios, hemos incrementado algo el sector industrial, con la compra de Airbus y Elis, el sector financiero, con la compra de Flatex, por el contrario, bajamos el sector consumo doméstico, con bajadas en LVMH, bajadas en sector petróleo, Nestle y SBM Offshore. En España, se ha incrementado el peso en el sector bancario con la compra de BBVA y Santander y el incremento de Catalana Occidente y Mapfre. Se ha reducido el peso en compañías de perfil más defensivo que habían tenido buen comportamiento como y se ha incrementado en compañías más penalizadas por su ciclicidad como Gestamp, Inditex y Amadeus. Como nuevas incorporaciones destacar la compra de Euskaltel, Repsol, ACS e IAG y las ventas de Técnicas Reunidas, Aena, Merlín y EDP Renovables.

 

 

, Comentario Trea Balanced (Junio)

 

Visita el fondo

 

Deja un comentario